Blog

El Virus del Papiloma Humano

Pocas enfermedades presentan un nivel de prevalencia tan alto como el Virus del Papiloma Humano. Se estima que 8 de cada 10 mujeres en el mundo se infectan en algún momento de sus vidas; no obstante, la mayoría de ellas desechan el virus después de unos meses porque no efectúa cambios importantes dentro del cuerpo. Debido a esto y a la falta de pruebas certeras para detectar su presencia, es difícil determinar los efectos a mediano y largo plazo que pueda tener sobre el cuerpo del paciente.

El virus de las cien caras

Actualmente se conocen más de 100 tipos, de los cuales catorce presentan estructuras moleculares de alto riesgo porque permiten el desarrollo de tejidos cancerosos dentro del cérvix, útero y vagina (por ejemplo, los tipos 6, 11, 16 y 18). Otros tantos resultan en verrugas genitales, cutáneas u orofaringeas sin desarrollar tumores malignos (tipos 2, 7 y 22).

Debido a las múltiples manifestaciones del virus más allá del área genital, el método de contagio puede variar: el más común es a través de relaciones sexuales con o sin protección; sin embargo, también puede adquirirse si hay contacto cutáneo de cualquier tipo (incluso a través de las uñas), con el contacto sanguíneo

A diferencia de otras enfermedades de transmisión sexual, no existen síntomas inmediatos o a corto plazo. Si la genotipia del virus resulta inofensiva, el propio sistema inmune se encargará de ella en un plazo entre dos meses y dos años desde la infección primaria; por el contrario, ante la presencia de una cepa de alto riesgo, las probabilidades cancerígenas aumentan en función del tiempo transcurrido. Es cuestión de años, incluso décadas, desarrollar algún cáncer cervicouterino, anal o de pene. Cabe señalar que los hombres están expuestos al virus, aunque la proporción es mucho menor comparada con los casos femeninos.

Ciertos pacientes poseen factores de riesgo que comprometen su cuerpo ante la enfermedad. Las coinfecciones con clamidia, gonorrea y herpes simple son comunes en personas cuya vida sexual es muy activa. Asimismo, aquellos individuos inmunocomprometidos -como los VIH positivos sin tratamiento- adquieren de manera persistente la infección por VPH y la consecuente progresión a lesiones precancerosas o cancerosas.

No existen pruebas de detección temprana para esta infección. Un especialista puede ordenar estudios de laboratorio si detecta valores anormales dentro del Papanicolau, o sospecha de lesiones precancerosas. De hecho, se recomienda que las mujeres mayores de 30 años realicen pruebas específicas en busca de cáncer cervical, cuyas directrices incluyen la presencia de algún genotipo de VPH.

Barreras contra el papiloma

Previo al contacto sexual, es recomendable vacunarse contra los tipos más peligrosos del VPH. Por ello, las niños y adolescentes deben ser las primeras en recibir una dosis inicial y el refuerzo a temprana edad (9 a 14 años); el mismo parámetro aplica también en hombres. Hoy existen tres sustancias inyectables que protegen al cuerpo si existe un contacto con alguna cepa cancerígena.

Para quienes ya tienen actividad sexual, el uso de preservativos resulta fundamental al momento de evitar el contagio de las cepas que se transmiten por los fluidos y secreciones de ambos aparatos reproductores. No obstante, el condón no protege del todo si hay contacto con verrugas genitales sin proteger. En estos casos lo mejor es mantener relaciones monógamas, limitar el número de parejas sexuales o de plano abstenerse completamente de cualquier relación sexual.

Laboratorios Eugenio Sue cuenta con análisis especializados en VPH que te permiten identificar si hay presencia del virus en tu cuerpo y la cepa prevalente. Conoce más aquí.

 

Referencias

https://www.cdc.gov/std/hpv/stdfact-hpv.htm

https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/human-papillomavirus-(hpv)-and-cervical-cancer

https://www.world-heart-federation.org/wp-content/uploads/2017/05/Cardiovascular_diseases_in_Mexico__Spanish_.pdf

Read more...

Cómo funciona la toma de muestras a domicilio de Laboratorios Eugenio Sue

¿Es seguro que me tomen muestras en mi domicilio?

Levantarse temprano, acudir al laboratorio en ayunas, recolectar determinadas muestras para los estudios provoca estrés y esto no es bueno pues pueden alterarse algunos parámetros. Lo mejor es permanecer en casa, tranquilos, sobretodo en estos momentos en que corremos el riesgo de contagiarnos con el Coronavirus. Es mejor que nos llames y solicites un servicio a domicilio. Si lo haces un día antes, mucho mejor; así nos ayudaras a programar perfectamente bien los recorridos para llegar puntuales contigo.

Y no te preocupes, acudiremos con todas las medidas de protección necesarias.

¿Cómo funciona el servicio a domicilio de Eugenio Sue?

  • Toma de muestra de acuerdo a las indicaciones del médico

Nuestras flebotomistas tienen toda la experiencia para tomar muestras a recién nacidos y adultos mayores. Realizan el servicio con los más altos estándares de higiene y seguridad. Durante la toma de muestra sanguínea te brindarán las mismas instrucciones que recibirías en el laboratorio central y en sus unidades. Además cuentan con el equipo necesario para adaptarse a las condiciones de tu hogar y realizar su función.

  • Transporte de muestras

Cada una de las muestras son transportadas al Laboratorio Central para ser procesadas siguiendo un estricto protocolo de seguridad y conservación de las mismas tomando en cuenta la estabilidad de cada una en cuanto a temperatura, exposición a la luz y otras variantes con el fin de garantizar  resultados confiables.

  • Procesamiento de muestras

Contamos con la infraestructura necesaria para el procesamiento de muestras, lo cual nos permite entregar resultados en menos de 24 horas en el 95% de los estudios que realizamos.

  • Entrega de resultados

Tus resultados estarán disponibles por correo electrónico y en nuestro portal online en cuanto estén validados por nuestro personal médico.

Llámanos e iremos de inmediato.

Read more...

¿Quién debe acudir a realizarse la prueba de COVID-19?

¿Me debo realizar la prueba de COVID-19?

Durante la etapa inicial de la enfermedad, la evaluación médica a primera vista tiene problemas para distinguir los síntomas respecto a otros padecimientos respiratorios como la influenza, adenovirus, rinovirus, otras cepas del coronavirus -para las cuales sí existen pruebas de detección y tratamientos- e incluso infecciones bacterianas de origen diverso.

Según el análisis de casos alrededor del mundo, un paciente infectado de COVID-19 podría desarrollar síntomas a partir de 2 y hasta 14 días después de la primera exposición. No obstante, el 80% de personas que tuvieron un contacto de riesgo se infectan sin presentar síntomas y pasan de largo en observación ambulatoria (aquella que no requiere internamiento). Apenas el 5% del total de infectados requerirán hospitalización inmediata porque su sintomatología es grave o crítica. Los casos más graves (1 de cada 6 pacientes) comienzan a tener síndromes autoinmunes y cuadros de neumonía debido a infecciones oportunistas.

¿Quiénes deben acudir de inmediato a tomarse la prueba?

Quienes presenten los síntomas y además cumplan con las siguientes características:

  • Mayores de 60 años
  • Con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, cuadros cardiovasculares o pulmonares previos.
  • Mujeres embarazadas
  • Personas con enfermedades inmunodepresivas como VIH o cáncer.

Si no perteneces a ninguno de estos grupos, al acudir al hospital:

  • Te expones al contagio de la infección u otro tipo de padecimientos.
  • Contribuyes a la saturación de los servicios de salud.
  • Haces uso de reactivos (pruebas) que son más necesarios para personas con mayor riesgo de portar la enfermedad.

NO PROPAGUES INFORMACIÓN SIN VERIFICAR LA FUENTE.

Infórmate en los sitios de la Organización Mundial de la Salud, el Centro de Control de Enfermedades y el micrositio del Gobierno de México.

Read more...

Enfermedad renal crónica

El sistema renal adquiere relevancia significativa dentro del proceso homeostático del cuerpo. Su función primordial es eliminar del cuerpo aquellas toxinas generadas o adquiridas mediante la formación de un líquido que concentra todo el desecho, llamado orina. Gracias a los nefrones -la unidad de la que están formados nuestros riñones-, la sangre entra en un proceso de filtrado, reabsorción, secreción y excreción. No obstante, algunas enfermedades provocan fallas sistémicas que a largo plazo provocan daños permanentes de la función renal.

Tu cuerpo ya no filtra bien lo que no necesita

En términos generales, la enfermedad renal crónica (CKD por sus siglas en inglés) implica la perdida progresiva de funciones que un riñón realiza en condiciones saludables. Si bien existen precedentes en otras enfermedades adquiridas por el paciente (como la diabetes, hipertensión arterial o problemas del corazón), ciertos genotipos raciales son más propensos a desarrollar una degeneración paulatina del riñón: es el caso de asiáticos, afroamericanos, nativos americanos y latinos.

En el primer caso, las altas concentraciones de glucosa en sangre dañan poco a poco los nefrones. Para la presión arterial alta, el flujo excesivo impide el correcto funcionamiento del filtro y por lo tanto también existe un daño. Hay causas específicas atribuibles a la formación de quistes, infecciones víricas, lupus, estenosis de la arteria renal, uso de drogas que se excretan por los riñones, desórdenes autoinmunes, envenenamiento de plomo y otras condiciones genéticas raras.

Cualquier persona, a cualquier edad, podría desarrollar problemas renales de largo aliento. Más importante aún es la ausencia de síntomas iniciales, pues los riñones tardan un tiempo indeterminado en dañarse. Hasta el 90% de la función renal se pierde antes de manifestar síntomas importantes como fatiga extrema, vómito, pérdida de apetito, cambios en la frecuencia al orinar, comezón persistente, retención de líquidos, debilidad ósea y muscular y problemas cognitivos, entre otros.

Ante la sospecha de falla renal crónica, el doctor solicitará varias pruebas de laboratorio que determinen los niveles de creatinina en orina y la presencia de proteínas que normalmente no deberían estar. En primera instancia se buscará obtener la Tasa de Filtración Glomerular (TFG), con la cual determinará la extensión del daño. Esta prueba contempla cinco etapas, donde la primera es inicial [TFG mayor a 90] y la última es indicativa de daño total [TFG menor a 15]. Otras pesquisas buscarán rastros de proteínas, sangre, azúcar y moléculas del sistema inmune. Una diálisis o trasplante se vuelven necesarios cuando los riñones dejan de funcionar.

Esquiva el bloqueo de tus riñones

Además de las recomendaciones permanentes contra el consumo excesivo de alimentos azucarados o salados, los especialistas conminan a la población a seguir paso a paso las instrucciones de aquellos medicamentos sin receta que sirven para aliviar el dolor (ibuprofeno y acetaminofen). Demasiados analgésicos propician el daño renal y por supuesto deben ser evitados si existe una condición preexistente, pues algunos medicamentos pueden interactuar al momento de ser excretados; esto limita las funciones renales de forma general.

Mantener un peso ideal, el ejercicio constante, dejar de fumar y el monitoreo permanente de enfermedades que afecten los riñones también son prácticas benéficas que evitan el desarrollo de afecciones crónicas.

Referencias

https://www.kidneyfund.org/kidney-disease/chronic-kidney-disease-ckd/

https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/chronic-kidney-disease/symptoms-causes/syc-20354521

https://www.kidney.org/atoz/content/about-chronic-kidney-disease

https://www.niddk.nih.gov/health-information/kidney-disease/chronic-kidney-disease-ckd/causes

Read more...

Las enfermedades cardiovasculares

A través de los vasos sanguíneos y el corazón transita la sangre que lleva nutrientes y atiende las necesidades más básicas del cuerpo humano. Tener un sistema cardiovascular estable resulta fundamental, pues gracias a él conocemos el estado general de nuestro organismo; por ejemplo, una de las primeras pruebas en primeros auxilios y durante revisiones de rutina es la presión arterial: la cantidad y frecuencia de sangre que pasa por las venas y arterias durante un determinado tiempo.

No obstante, las enfermedades que aquejan al sistema en su conjunto con la principal causa de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Datos del organismo indican que mueren cada año 17.5 millones de personas, entre cardiopatías y accidentes cerebrovasculares. Nuestro país registra índices de mortalidad cercanos al 25%, sucesos relacionados parcialmente con el estilo de vida sedentario, consumo de alcohol, tabaco, sobrepeso y obesidad.

La sangre no llega a su destino

Cabe señalar la condición multifactorial de los accidentes cardiovasculares. No sólo está involucrado el corazón, sino que las propias arterias pueden presentar dificultades para transportar o contener el flujo sanguíneo. Uno de los problemas comunes se llama aterosclerosis, en el que la grasa y el colesterol coagulan sobre las paredes del vaso y forman una placa; a la larga, esta obstrucción impide el correcto desplazamiento del fluido que a su vez desencadena complicaciones graves como ataques cardiacos o derrame cerebral.

Existen más cardiopatías de origen diverso. Entre las más destacadas se encuentran:

  • Hipertensión: la fuerza de la sangre contra las paredes de una arteria (mejro conocida como presión arterial) es más alta de lo normal.
  • Arritmia: sucede cuando la frecuencia cardiaca no sigue un ritmo constante; se presenta mediante palpitaciones demasiado rápidas, lentas o irregulares. Un sistema neuroeléctrico averiado o deficiente es la causa principal.
  • Insuficiencia cardiaca: el miocardio (tejido encargado de la contracción del corazón) pierde sus propiedades elásticas, por lo que se ablanda o endurece.
  • Enfermedad de válvulas cardiacas: cada una de éstas permite el ingreso y escape controlada de la sangre a través del corazón; el fallo se da cuando no son capaces de filtrar el flujo en la dirección correcta, o se abren/cierran parcialmente.
  • Cardiopatía congénita: desarrollo anormal del músculo coronario que afectan su estructura y funcionamiento. El comportamiento del corazón puede variar según el diagnóstico.

Algunos pueden evitarse

Si bien el origen de una enfermedad cardiovascular no estaría relacionada con el consumo de ciertos alimentos o bebidas, es importante conocer los efectos de nuestro estilo de vida sobre la dinámica corporal. La misma OMS recomienda dietas saludables, ejercicio regular, la eliminación del tabaco y evitar el consumo excesivo de productos altos en colesterol, azúcar, sal y carbohidratos. También sugieren monitoreos constantes del riesgo cardiovascular: esto puede llevarse a cabo a través de estudios que despliegan resultados en forma de gráfica.

En Laboratorios Eugenio Sue contamos con el instrumental médico y personal necesarios para llevar a cabo análisis del corazón. Pregunta por nuestro Gabinete cardiovascular.

Referencias

https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000759.htm

https://www.who.int/cardiovascular_diseases/about_cvd/es/

https://www.world-heart-federation.org/wp-content/uploads/2017/05/Cardiovascular_diseases_in_Mexico__Spanish_.pdf

Read more...
prevención del cáncer

Lo que debes saber sobre el cáncer y su detección temprana

En la literatura médica, cáncer habla de una multiplicación anormal y sin control de las células que se extienden más allá de sus barreras habituales (tanto de reproducción como del órgano al que pertenecen). También conocidos como tumores o neoplasias malignas, estos agentes tienen la posibilidad de desprenderse y viajar por el cuerpo para residir en otro lado; fenómeno que se denomina metástasis.

Números en México y en el mundo

La OMS detalla que una de cada seis defunciones en el mundo son provocados por alguna de las variantes de esta enfermedad. Si bien cualquier célula está sujeta a mutaciones que a la postre derivan en el desarrollo de un tumor, algunos órganos tienen mayor susceptibilidad cancerígena que otros. Nuestro país comparte muchos de los tumores malignos del resto del mundo, aunque el orden de prevalencia es distinto. A saber:

  • Pulmonar
  • Mamario
  • Colorrectal
  • Prostático
  • Gástrico

Siguiendo con los datos, se estima que 14 de cada 100 mexicanos fallecen por complicaciones de cáncer y su esperanza de vida disminuye a 63 años (considerando el promedio nacional de 77 años). Ocupa el tercer lugar en mortalidad, sólo detrás de las enfermedades cardiovasculares y diabetes. No es casual el orden/frecuencia del cáncer en órganos tan sensibles como los pulmones, mamas, colon, próstata y estómago:  nuestros estilos de vida descuidados son un importante factor, tales como el consumo de productos tóxicos, la presencia de enfermedades venéreas y la exposición a diversos carcinógenos físicos, químicos y biológicos.

El principal problema que enfrentan las instituciones de salud nacional es el diagnóstico tardío. Gran parte de los desarrollos cancerígenos en el cuerpo son curables mientras se detecten a tiempo; sin embargo, esto no es frecuente debido a la falta de cultura preventiva en los mexicanos. Hasta 60% de los casos de cáncer en México son descubiertos en etapas avanzadas, cuando existen evidencias de metástasis o desarrollos críticos del tumor.

A pesar del avance tecnológico en la realización de tratamientos oncológicos, la proyección a futuro indica una continuidad de la tendencia al alza en el número de casos de cáncer alrededor del mundo; esto, por efecto del envejecimiento poblacional. Existe esperanza para los pacientes: el desarrollo científico permite la distribución de quimioterapias que combatan eficazmente el problema sin afectar la calidad de vida.

 

 

Al cáncer se le combate, pero también puede prevenirse

Existen opciones tanto para los enfermos como para las personas sanas. En el primer caso, los cuidados paliativos paralelos a la toma del tratamiento son indispensables si se desea aliviar el dolor provocado por el tratamiento y la enfermedad per se; esto resulta indispensable en aquellos pacientes ubicados en fases avanzadas.

En el apartado de prevención, la prevención temprana resulta clave incluso antes de desarrollar síntomas propios de un tipo de cáncer. Del mismo modo, la reducción de los factores de riesgo coadyuva a la disminución en la carga de morbilidad.

Read more...

Cirrosis

Algunas enfermedades que afectan directamente al hígado pueden pasar desapercibidas mucho tiempo, antes de hacerse manifiestas cuando el daño es alto y, en ocasiones, irreversible. La cirrosis es un estado avanzado de alguna afección hepática crónica; sus variables pueden cambiar entre pacientes, pues no existen causas únicas por las cuales pueda aparecer. A continuación, abordaremos las generalidades, su desarrollo y tratamiento.

Cicatrices irreversibles

El hígado humano tiene funciones primordiales en la descomposición de proteínas y moléculas complejas; es parte del proceso digestivo, pues genera líquidos biliares que ayudan a metabolizar los alimentos en el intestino delgado y vesícula biliar. Toda enfermedad crónica (hepatitis, cáncer, enfermedades autoinmunes, desórdenes genéticos) o daños causados por agentes externos (como el consumo excesivo de alcohol durante décadas) genera cicatrices debido al proceso regenerativo del cuerpo. Sin embargo, cuando estos nódulos avanzan sin control, el tejido sano es sustituido y por lo tanto las funciones normales del hígado se ven comprometidas al grado de bloquear incluso el flujo sanguíneo hacia los lóbulos hepáticos.

Es importante señalar que el daño provocado por las cicatrices es irreversible. La forma común de prevenir el avance de esta enfermedad es mediante el diagnóstico oportuno, ya que al implementar tratamientos que detengan la formación de los nódulos cicatrizados pueden evitarse otras complicaciones como acumulación de toxinas, hinchazón generalizada, problemas óseos, insuficiencia hepática y cáncer de hígado.

Hígado sano = vida plena

Un porcentaje importante de casos registrados se deben al consumo excesivo de alcohol entre los 20 y 50 años. La recomendación principal es moderar en todo momento el consumo de estas bebidas, y restringirlas por completo a pacientes con un grado inicial de cirrosis. Se dice también que los alimentos grasosos afectan sobremanera la metabolización en el hígado; por lo tanto, es imprescindible incluir granos y proteínas magras a la dieta mientras se mantienen índices de masa corporal y peso saludables.

Desde luego, el riesgo de cirrosis por hepatitis B y C es evidente. Las relaciones sexuales sin protección y compartir agujas son las principales vías de infección. Se recomienda preguntar en la institución de salud más cercana por las vacunas contra este virus, las cuales pueden proveer de inmunidad una vez suministradas.

En Laboratorios Eugenio Sue podemos ayudarte a diagnosticar y tratar diversos padecimientos del hígado. Pregunta por el estudio Fibromax en el formulario de contacto, por teléfono, Whatsapp o nuestras redes sociales.

Referencias

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/cirrhosis/symptoms-causes/syc-20351487

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000255.htm

https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-higado/cirrosis/definition-facts

https://xiiireuniondemografica.colmex.mx/images/presentaciones/PP_21.2.2.pdf

 

Read more...

Alergia alimentaria

Si bien el cuerpo humano posee los componentes necesarios para asimilar y metabolizar los alimentos que consumimos a diario, existen situaciones en las que la reacción puede tornarse riesgosa porque el sistema inmune detecta erróneamente que existe una amenaza. El contacto directo con alimentos no recomendados para el paciente puede desencadenar reacciones alérgicas que incluso ponen en riesgo la integridad del paciente. En este blog abordaremos las causas de la alergia alimentaria, cómo se detecta, qué la hace distinta a la intolerancia y qué tratamiento podemos llevar a cabo.

Rechazo violento a los alimentos

En la literatura médica se menciona la ingesta de alimentos como un proceso fisiológico normal cuyo fin es obtener nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo humano. Mediante la digestión es como se descomponen los grandes elementos contenidos dentro de frutas, verduras, cereales o carne, que luego serán transportados a través del cuerpo.

No obstante, cuando el sistema inmunológico de una persona desarrolla anticuerpos contra proteínas presentes en algunos alimentos, existe una reacción adversa donde el cuerpo “combate” su presencia. Este tipo de anticuerpos se denominan IgE, o inmunoglobulina E, y pueden identificarse gracias a estudios sanguíneos específicos. Es importante señalar que, para desarrollar estas proteínas, debió existir un consumo previo del alimento en cuestión.

Con frecuencia suele confundirse la intolerancia alimentaria con una alergia, asumiendo que sendos conceptos resultan indistintos para hablar de un mismo padecimiento. La realidad es distinta: ser intolerante a cierto alimento habla de una condición corporal en la que existen problemas para metabolizar los componentes, sin intervención directa del sistema inmunológico. Se manifiesta a través de trastornos gastrointestinales y desaparece al cabo de unas horas, cuando el agente abandona el cuerpo.

Por el contrario, las manifestaciones claras de una alergia alimentaria son los siguientes: urticaria, hinchazón generalizada, hormigueo, dolor abdominal y una sensación general de aturdimiento. Sin tratamiento urgente, la reacción puede tornarse grave y convertirse en anafilaxia: una condición en la que se inflaman tanto la garganta como los conductos adyacentes, lo que dificulta la respiración hasta bloquearla por completo. Esto también afecta la presión arterial, pues existe un choque anafiláctico que acelera el pulso.

Dentro de los alimentos con mayor incidencia de alergia están los mariscos, maníes, frutos secos, pescado, leche, trigo, soya y huevos. No obstante, otros alimentos pueden desencadenar la misma reacción si de antemano existe alergia al polen o hierbas; a esto se le conoce como síndrome de alergia oral. Por ejemplo, es posible que la manzana reaccione con tu cuerpo si eres alérgico al polen de abedul o artemisa.

Evita las alergias

No existe forma de revertir el diagnóstico, así que la prevención y el cuidado de lo que consumes es muy importante. Debes disponer de toda la información posible sobre el alimento en cuestión, cómo reacciona tu cuerpo y dónde podemos encontrarlo. Asimismo, tener un kit de emergencia por si ocurren contactos accidentales; incluyen antihistamínicos y corticoides previamente suministrados por el médico.

Cualquier indicio o sospecha de alergia debe ser suficiente para acudir al médico lo antes posible y llevar a cabo estudios de laboratorio para identificar con suma precisión el tipo de alimentos que pueden hacerte daño. En Laboratorios Eugenio Sue contamos con un panel muy completo que identifica tu condición alérgica con una muestra de sangre; pregunta por el perfil Intolerancia a Alimentos.

Referencias

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/food-allergy/symptoms-causes/syc-20355095

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-01082007000300011

 

Read more...

La esclerosis múltiple

Esclerosis múltiple

De las tantas afecciones neurológicas, la esclerosis múltiple abarca una gama de síntomas que por ello se le conoce como la “enfermedad de las mil caras”. Alrededor del mundo afecta a más de 2.5 millones de personas, y en nuestro país se estima que 11 de cada 100 mil habitantes padecerá en algún momento de su vida esta enfermedad.

Se conoce poco sobre las causas exactas que provocan el deterioro neuronal: tanto los hábitos no saludables, mutaciones genéticas del sistema inmune, la exposición a virus oportunistas (como el de Epstein-Barr) o los bajos niveles de vitamina D. Cualquiera que sea el motivo, el daño de las neuronas es progresivo y puede comprometer la vida del paciente si se mantiene sin tratamiento.

Daños al transmisor cerebral

Alrededor de las fibras que conectan las neuronas se encuentran las vainas de mielina: una sustancia que envuelve los axones y mejora la velocidad de transmisión de los impulsos nerviosos que recorren el sistema completo. Debido a un ataque autoinmune, las células blancas del cuerpo atacan estas vainas y las destruyen; esto provoca la inflamación del tejido, lo cual impide la correcta transmisión de impulsos eléctricos al verse entorpecidos o directamente bloqueados.

A nivel corporal, el daño neurológico puede manifestarse de muchas formas: pérdida de equilibrio repentina, entumecimiento, temblores, visión reducida o molestias oculares, espasmos musculares, picazón, problemas de habla y para masticar, entre otros. Como vemos, el efecto de la incorrecta comunicación neuronal afecta a todo el cuerpo; debido a esto, es complicado realizar un diagnóstico certero cuando se presentan los síntomas por primera vez.

La mayoría de las personas tienen periodos sintomatológicos que duran días o semanas, y luego mejoran con el paso del tiempo. Esta aparente remisión puede durar meses o años antes de una recaída; la condición se conoce como recurrente-remitente.  Hasta el 70% de pacientes recurrentes-remitentes desarrolla en algún momento la progresión constante de síntomas, ahora conocida como secundaria-progresiva; dicha etapa ya presenta problemas severos de movilidad, depresión, parálisis y de control muscular.

El tratamiento puede mejorar la calidad de vida

Diversos medicamentos ayudan a disminuir recaídas y prevenir la inflamación nerviosa. Del mismo modo, otros tratamientos previenen los síntomas como dolor, calambres, cansancio y depresión. Sin embargo, no existe una cura efectiva para la enfermedad, y el efecto de la medicación puede variar entre personas hasta llegar al grado de resistencia. Laboratorios Eugenio Sue ofrece diversos análisis médicos para detectar y tratar la esclerosis múltiple; uno de ellos es el estudio de líquido cefalorraquídeo. Acude a la sucursal más cercana.

Referencias

https://rarediseases.info.nih.gov/espanol/12842/esclerosis-multiple

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/multiple-sclerosis/symptoms-causes/syc-20350269

 

Read more...

Uso y mal uso de antibióticos

Es preciso establecer de antemano que las bacterias, virus, hongos y cualquier microorganismo oportunista tiene la habilidad de modificar su estructura molecular para protegerse a sí mismo de antibióticos. Es un proceso natural que requiere varias generaciones de virus. Los problemas surgen cuando la velocidad de adaptación es anormalmente alta, debido al abuso en el consumo de ciertos medicamentos destinados a combatir una enfermedad en apariencia “sencilla”.

La Organización Mundial de la Salud aprobó, en mayor de 2015, un plan inmediato con varios ejes de acción: sensibilización, vigilancia, investigación eficaz, optimización e inversión sostenible. El fin último de tal iniciativa reside en la paulatina regresión de amenazas latentes, así como tratamiento efectivo y seguro contra cualquier enfermedad.

¿Por qué los patógenos adquieren resistencia?

Todo ser vivo está sujeto a un proceso de mutación, en el cual existen cambios radicales de la composición genética como respuesta a las condiciones del entorno. Para los microorganismos patógenos, este cambio se traduce en resistencia al tratamiento indicado. Aunado al elevado uso de ciertos antibióticos, la automedicación contribuye a que bacterias, virus, hongos y protozoarios muten demasiado rápido, causando afectaciones mayores tanto al paciente como su círculo inmediato.

Cuando un paciente es infectado por la versión resistente de la enfermedad, el tratamiento se vuelve más costoso para las instituciones de salud y él mismo, pues el médico tendrá la necesidad de utilizar tratamientos invasivos. Incluso éstos no son garantía de curación, pues la enfermedad podría llegar a un punto de no retorno en el que se vuelve muy difícil -incluso imposible- aliviar los síntomas. Padecimientos como la neumonía, tuberculosis, septicemia, gonorrea o de transmisión alimentaria han encontrado formas de evadir el efecto de los medicamentos creados para tal fin.

Di no a la automedicación

Todos podemos ayudar al mejoramiento del problema. En primer lugar, resulta imprescindible abandonar prácticas y costumbres respecto al autoconsumo de medicamentos sin receta médica. Diversas jurisdicciones alrededor del mundo, como México, restringen la venta de antibióticos mediante la receta médica correspondiente. A pesar de los esfuerzos, aún pueden adquirirse prescripciones fraudulentas o medicinas guardadas. La OMS también recomienda evitar la ingesta de tratamientos que hayan sobrado a otro paciente.

Referencias

http://who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/resistencia-a-los-antibióticos

 

Read more...