Blog

El Virus del Papiloma Humano

Pocas enfermedades presentan un nivel de prevalencia tan alto como el Virus del Papiloma Humano. Se estima que 8 de cada 10 mujeres en el mundo se infectan en algún momento de sus vidas; no obstante, la mayoría de ellas desechan el virus después de unos meses porque no efectúa cambios importantes dentro del cuerpo. Debido a esto y a la falta de pruebas certeras para detectar su presencia, es difícil determinar los efectos a mediano y largo plazo que pueda tener sobre el cuerpo del paciente.

El virus de las cien caras

Actualmente se conocen más de 100 tipos, de los cuales catorce presentan estructuras moleculares de alto riesgo porque permiten el desarrollo de tejidos cancerosos dentro del cérvix, útero y vagina (por ejemplo, los tipos 6, 11, 16 y 18). Otros tantos resultan en verrugas genitales, cutáneas u orofaringeas sin desarrollar tumores malignos (tipos 2, 7 y 22).

Debido a las múltiples manifestaciones del virus más allá del área genital, el método de contagio puede variar: el más común es a través de relaciones sexuales con o sin protección; sin embargo, también puede adquirirse si hay contacto cutáneo de cualquier tipo (incluso a través de las uñas), con el contacto sanguíneo

A diferencia de otras enfermedades de transmisión sexual, no existen síntomas inmediatos o a corto plazo. Si la genotipia del virus resulta inofensiva, el propio sistema inmune se encargará de ella en un plazo entre dos meses y dos años desde la infección primaria; por el contrario, ante la presencia de una cepa de alto riesgo, las probabilidades cancerígenas aumentan en función del tiempo transcurrido. Es cuestión de años, incluso décadas, desarrollar algún cáncer cervicouterino, anal o de pene. Cabe señalar que los hombres están expuestos al virus, aunque la proporción es mucho menor comparada con los casos femeninos.

Ciertos pacientes poseen factores de riesgo que comprometen su cuerpo ante la enfermedad. Las coinfecciones con clamidia, gonorrea y herpes simple son comunes en personas cuya vida sexual es muy activa. Asimismo, aquellos individuos inmunocomprometidos -como los VIH positivos sin tratamiento- adquieren de manera persistente la infección por VPH y la consecuente progresión a lesiones precancerosas o cancerosas.

No existen pruebas de detección temprana para esta infección. Un especialista puede ordenar estudios de laboratorio si detecta valores anormales dentro del Papanicolau, o sospecha de lesiones precancerosas. De hecho, se recomienda que las mujeres mayores de 30 años realicen pruebas específicas en busca de cáncer cervical, cuyas directrices incluyen la presencia de algún genotipo de VPH.

Barreras contra el papiloma

Previo al contacto sexual, es recomendable vacunarse contra los tipos más peligrosos del VPH. Por ello, las niños y adolescentes deben ser las primeras en recibir una dosis inicial y el refuerzo a temprana edad (9 a 14 años); el mismo parámetro aplica también en hombres. Hoy existen tres sustancias inyectables que protegen al cuerpo si existe un contacto con alguna cepa cancerígena.

Para quienes ya tienen actividad sexual, el uso de preservativos resulta fundamental al momento de evitar el contagio de las cepas que se transmiten por los fluidos y secreciones de ambos aparatos reproductores. No obstante, el condón no protege del todo si hay contacto con verrugas genitales sin proteger. En estos casos lo mejor es mantener relaciones monógamas, limitar el número de parejas sexuales o de plano abstenerse completamente de cualquier relación sexual.

Laboratorios Eugenio Sue cuenta con análisis especializados en VPH que te permiten identificar si hay presencia del virus en tu cuerpo y la cepa prevalente. Conoce más aquí.

 

Referencias

https://www.cdc.gov/std/hpv/stdfact-hpv.htm

https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/human-papillomavirus-(hpv)-and-cervical-cancer

https://www.world-heart-federation.org/wp-content/uploads/2017/05/Cardiovascular_diseases_in_Mexico__Spanish_.pdf

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *