Blog

La esclerosis múltiple

Esclerosis múltiple

De las tantas afecciones neurológicas, la esclerosis múltiple abarca una gama de síntomas que por ello se le conoce como la “enfermedad de las mil caras”. Alrededor del mundo afecta a más de 2.5 millones de personas, y en nuestro país se estima que 11 de cada 100 mil habitantes padecerá en algún momento de su vida esta enfermedad.

Se conoce poco sobre las causas exactas que provocan el deterioro neuronal: tanto los hábitos no saludables, mutaciones genéticas del sistema inmune, la exposición a virus oportunistas (como el de Epstein-Barr) o los bajos niveles de vitamina D. Cualquiera que sea el motivo, el daño de las neuronas es progresivo y puede comprometer la vida del paciente si se mantiene sin tratamiento.

Daños al transmisor cerebral

Alrededor de las fibras que conectan las neuronas se encuentran las vainas de mielina: una sustancia que envuelve los axones y mejora la velocidad de transmisión de los impulsos nerviosos que recorren el sistema completo. Debido a un ataque autoinmune, las células blancas del cuerpo atacan estas vainas y las destruyen; esto provoca la inflamación del tejido, lo cual impide la correcta transmisión de impulsos eléctricos al verse entorpecidos o directamente bloqueados.

A nivel corporal, el daño neurológico puede manifestarse de muchas formas: pérdida de equilibrio repentina, entumecimiento, temblores, visión reducida o molestias oculares, espasmos musculares, picazón, problemas de habla y para masticar, entre otros. Como vemos, el efecto de la incorrecta comunicación neuronal afecta a todo el cuerpo; debido a esto, es complicado realizar un diagnóstico certero cuando se presentan los síntomas por primera vez.

La mayoría de las personas tienen periodos sintomatológicos que duran días o semanas, y luego mejoran con el paso del tiempo. Esta aparente remisión puede durar meses o años antes de una recaída; la condición se conoce como recurrente-remitente.  Hasta el 70% de pacientes recurrentes-remitentes desarrolla en algún momento la progresión constante de síntomas, ahora conocida como secundaria-progresiva; dicha etapa ya presenta problemas severos de movilidad, depresión, parálisis y de control muscular.

El tratamiento puede mejorar la calidad de vida

Diversos medicamentos ayudan a disminuir recaídas y prevenir la inflamación nerviosa. Del mismo modo, otros tratamientos previenen los síntomas como dolor, calambres, cansancio y depresión. Sin embargo, no existe una cura efectiva para la enfermedad, y el efecto de la medicación puede variar entre personas hasta llegar al grado de resistencia. Laboratorios Eugenio Sue ofrece diversos análisis médicos para detectar y tratar la esclerosis múltiple; uno de ellos es el estudio de líquido cefalorraquídeo. Acude a la sucursal más cercana.

Referencias

https://rarediseases.info.nih.gov/espanol/12842/esclerosis-multiple

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/multiple-sclerosis/symptoms-causes/syc-20350269